Definición del Problema / Antecedentes

La importancia del problema de la calidad del aire se ha acrecentado debido a los peligrosos niveles de contaminación que se han alcanzado en muchas ciudades del mundo, ocasionando problemas de salud a la población, tales como rinitis alérgica, agudizaciones de asma o incluso enfermedades pulmonares obstructivas crónicas. 

Al respecto, en la reciente NOM-172-SEMARNAT-2019 Lineamientos para la Obtención y Comunicación del Índice de la Calidad del Aire y Riesgos a la Salud, se hace referencia a que “El estudio de carga global de la enfermedad publicado por el Institute for Health Metrics and Evaluation en el año 2010 ubicó a la contaminación del aire como la séptima causa de muerte en el mundo con aproximadamente 3.2 millones de muertes atribuibles. En América Latina y el Caribe se ubicó como la onceava causa de muerte, con más de 45 mil muertes atribuibles; mientras que para México representó la novena causa de muerte, con más de 20 mil muertes atribuibles. Por su parte, las estimaciones correspondientes al año 2012 de la Organización Mundial de la Salud (OMS), indican que la contaminación atmosférica en las ciudades y zonas rurales de todo el mundo provoca cada año más de 3 millones de muertes prematuras (WHO, 2016)”.

 

Por esta razón, medir y evaluar el impacto de la contaminación del aire es indispensable. Y para tal efecto, se requiere un sistema de monitoreo de la calidad del aire que nos permita conocer los índices de la contaminación en diferentes puntos de una zona geográfica determinada, de forma precisa, eficiente y económica, a fin de ubicar sus fuentes y diseñar las estrategias adecuadas para reducirla, procurando que no exceda los niveles establecidos por las instituciones oficiales. 

 

A pesar de que la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente (LGEEPA) en su artículo 112 señala que los gobiernos de las entidades federativas, los Municipios y las demarcaciones territoriales de la Ciudad de México, deberán establecer y operar sistemas de monitoreo de la calidad del aire, en buena parte del territorio nacional no se realizan estas mediciones. De acuerdo con la Secretaría de Salud Federal, sólo 4 de cada 10 mexicanos viven en ciudades o zonas en donde se realiza un monitoreo de la calidad del aire, en tanto 15 estados no cuentan con redes de monitoreo atmosférico que formen parte del Sistema Nacional de Información de la Calidad del Aire (SINAICA).  

Mexicali sólo cuenta con 3 estaciones de monitoreo normativas, todas en la ciudad, las cuales resultan insuficientes atendiendo al tamaño del municipio y a la creciente población. Desafortunadamente el costo de cada estación asciende a $5´000,000.00 de pesos, en tanto el mantenimiento anual a $500,000.00 (MXN), por lo que su adquisición es financieramente poco viable.

La Red Colaborativa de Monitoreo Ambiental REDSPIRA, surge en el año 2018 como una iniciativa de responsabilidad social con el propósito de ofrecer una solución a esa problemática. Esta plataforma tecnológica se encuentra integrada por hardware y software. El hardware se compone por sensores de bajo costo instalados en diferentes puntos de una determinada área geográfica, diseñados para medir la contaminación del aire; en tanto el software comprende tanto aplicaciones móviles como un portal web que despliega de manera georreferenciada la ubicación de los sensores y sus mediciones. 

Una ventaja que ofrece REDSPIRA, gracias a su naturaleza colaborativa, consiste en su capacidad para integrar infraestructura de monitoreo y datos sobre calidad del aire, recolectados tanto por autoridades ambientales como por ciudadanos, en una plataforma común. De hecho, gracias a esta característica y a los convenios celebrados con las autoridades competentes, se incluyen en la red de las mediciones arrojadas por las estaciones de monitoreo oficiales. 

Nuestra solución permite la creación o fortalecimiento de las redes de monitoreo en regiones en donde, debido a restricciones presupuestales, la adquisición de estaciones normadas no es una opción, o bien, los costos de operación o mantenimiento no serían viables, obstaculizando el monitoreo óptimo de la calidad del aire. 

Descripción y Calendarización del Proyecto / Actividades

Con el proyecto beneficiado por la convocatoria Border 2020 se pretende atender a las comunidades de Imperial y el Valle de Mexicali, con una población estimada de 180 mil y 1 millón, respectivamente, las cuales tendrán acceso a una aplicación móvil y un sitio web para consultar información en tiempo real, certera, confiable y verificable, sobre la calidad del aire que respiran. 

Esta herramienta permitirá a los beneficiarios tomar mejores decisiones para proteger su salud, y los proveerá de información útil para evitar o reducir actividades que producen contaminación. Adicionalmente, las autoridades de los Estados Unidos y México tendrán una herramienta de consulta para conocer la calidad del aire, identificar las fuentes de emisión y las áreas geográficas en donde se ubican, entre otros datos importantes para desarrollar e implementar políticas públicas a fin de controlar, reducir y mitigar la contaminación atmosférica.

Esta colaboración es crítica para el éxito del proyecto, por lo que se ha acordado el intercambio de información con las autoridades municipales y estatales de Baja California. Actualmente estamos en la etapa de redacción de los instrumentos legales con los funcionarios públicos que recién han iniciado su encargo en la Administración Pública de ambos órdenes de gobierno.

Por cuanto hace a la relación con autoridades de Estados Unidos, Redspira forma parte del Grupo de Trabajo de Calidad del Aire, lo que nos permite intercambiar herramientas, información y experiencias con autoridades de ambos lados de la frontera, contribuyendo con la consecución de sus fines, específicamente aquellos relacionados con el monitoreo de las concentraciones de material particulado y la concientización sobre la calidad del aire en el Valle Imperial y el de Mexicali. 

Distribución de sensores de calidad del aire en el valle de Mexicali

Redspira dirige sus esfuerzos a la “reducción de la contaminación del aire”, particularmente al objetivo identificado como “realizar monitoreo, inventario de emisiones u otros estudios para entender mejor las alternativas para controlar las fuentes de emisión y/o el transporte binacional de la contaminación del aire en las áreas de California/Baja California que no cumplen con el estándar”, esto, con respecto a sus objetivos para PM10 y PM2.5 en Imperial/Mexicali. En este sentido, los objetivos del proyecto son los siguientes:

Objetivo 1: Fortalecer la infraestructura para el monitoreo de la calidad del aire en el área de Imperial y Mexicali.

Expandir la red mediante la instalación y operación de 30 sensores Redspira hacia los centros de población del Valle de Mexicali con más de 1,000 y menos de 10,000 habitantes, en los que se ubiquen escuelas de nivel preescolar, primarias o secundarias, tal como se muestra en el mapa que se inserta a continuación.  

Consultar la red de monitoreo de calidad del aire en el Valle de Mexicali.

Objetivo 2: Garantizar la calidad de los datos de calidad del aire disponibles para la población y las autoridades.

La consolidación de Redspira requiere necesariamente una herramienta de verificación que brinde certeza y genere confianza respecto de la información que brindamos. En esta área, nuestro objetivo es el desarrollo de un Programa de Aseguramiento de Calidad del Proyecto (QAPP), para el cual formamos un equipo interno multidisciplinario, fortalecido con la participación de un experto en gestión de datos de calidad del Gobierno del Estado de Baja California, y un experto en procesos de validación de datos de la California Air Resources Board.

El proyecto incluye la recopilación de 5 meses de datos obtenidos de la red en el valle de Mexicali con la ejecución de las actividades y protocolos diseñados en el QAPP.

Reporte de calidad del aire en el valle de Mexicali Agosto 2020

Reporte de calidad del aire en el valle de Mexicali Septiembre 2020

Reporte de calidad del aire en el valle de Mexicali Octubre 2020

Reporte de calidad del aire en el valle de Mexicali Noviembre 2020

Objetivo 3: Ampliar el programa de Banderas de Calidad del Aire en las escuelas primarias del Valle de Mexicali.

Este programa toma como referencia el implementado por la Agencia de Protección Ambiental (EPA) en las escuelas de los Estados Unidos, adaptándolo a la realidad de las escuelas primarias en México. Hoy en día el programa se ha implementado en conjunto con el Comité Cívico Ambiental de Mexicali, interviniendo 77 escuelas en Mexicali. Nuestro objetivo es involucrar a 30 escuelas más, del Valle de Mexicali. El programa incluye:

 

1. Material educativo y para difusión.

2. Kit de banderas de colores.

3. Lona informativa.

4. Capacitación a los responsables del programa en la escuela.

5. Seguimiento semestral.

 

Objetivo 4: Formalizar un plan de auto sustentabilidad que permita a la Fundación para la Investigación de la Calidad del Aire, A. C. operar el proyecto Redspira en Mexicali y su Valle.

Aunque la iniciativa Redspira surge de un programa de responsabilidad social del sector empresarial, es necesario formalizar un nombre corporativo con personalidad jurídica propia, específicamente una Asociación Civil, que permita la operación y escalabilidad del proyecto sin fines de lucro, lo que conlleva el diseño de esquemas de auto sustentabilidad.