Fanny Miranda

Milenio

Comunicados OCCA 

El Observatorio Ciudadano de Calidad del Aire ve en la contingencia por coronavirus una oportunidad para replantear las políticas de movilidad y mejorar la calidad del aire, por lo cual exhortó al gobierno federal y a autoridades locales a hacerlo. El Observatorio Ciudadano de Calidad del Aire (OCCA) dijo que el confinamiento obligado por la pandemia de covid-19 es la oportunidad para replantear por parte el gobierno federal y autoridades locales, el actual modelo de movilidad, donde la movilidad activa y el rescate del transporte público son opciones para reducir el uso del automóvil particular y mejorar la calidad del aire. Durante el Quédate en casa se ha reducido la presencia de algunos contaminantes, como partículas suspendidas, derivado de la reducción vehicular. No obstante, sigue elevada la contaminación por ozono.

“Hacemos un llamado urgente a las autoridades mexicanas y la sociedad en su conjunto para repensar el modelo de generación de energía, de consumo y de movilidad, orientado a la lucha contra la contaminación y la crisis climática."

"Acciones temporales y reactivas son insuficientes porque contribuyen a una desaceleración de la economía y una desestabilización de muchos hogares mexicanos; sobre todo aquellos con menores recursos y protección social. Al contrario, se requiere de un cambio profundo y estructural hacia una economía más sostenible, compatible con los ecosistemas, la vida humana y el bienestar social”. 

En un comunicado, las organizaciones que integran el observatorio ciudadano: AIDA, Bicitekas, Centro Mexicano de Derecho Ambiental, El Poder del Consumidor, FOTCA, Fundación Tláloc, Greenpeace México, ICCT, ICM, ITDP México, Liga Peatonal, REDIM, Redspira, Transita Seguro y WWF, indicaron que en el Valle de México, en la primera y segunda semana de abril se registró una reducción del 34% y 27% de monóxido de carbono (CO) y óxidos de nitrógeno (NOx) respectivamente debido a la Jornada de Sana Distancia.

Leer nota original