Nicolle de León

El imparcial

Instalarán 30 sensores más en diferentes ejidos del Valle de Mexicali y adecuará la aplicación movil y la web. El proyecto mexicalenses “Redspira”, instalará 30 sensores más en diferentes ejidos del Valle de Mexicali y adecuará la aplicación movil y la web, luego de resultar seleccionado para ser financiado por el programa “Frontera 2020”. La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) anunció que distribuirá un fondo 280 mil dólares entre cuatro proyectos ambientales que se ejecutarán en la frontera de California con Baja California, señaló el director de Redspira, Alberto Mexia Sánchez. Serán 50 mil dólares para Redspira, los fondos provienen del programa ambiental Estados Unidos – Mexico “Border 2020”, desarrollado en colaboración con el Banco Norteamericano de Desarrollo (Nadbank), como parte de un esfuerzo binacional para proteger la salud humana y el medio ambiente en la frontera.

“El año pasado, se publicó la convocatoria y sometimos el proyecto a través de la mesa de calidad del aire binacional, el recurso realmente lo recibe el Valle Imperial a través de la mesa, y nosotros somos un beneficiario secundario, por que vamos a ejecutar el proyecto”, informó Mexia. Redspira, en colaboración con el Distrito de Control de la Contaminación del Aire del Condado Imperial, resultó seleccionado para expandir la red de sensores de monitoreo de la calidad del aire en el Valle de Mexicali, abundó. Entre las mejoras al sistema de Redspira, está que ahora permitirá la consulta al público en tiempo real a través de su plataforma Web y su aplicación móvil disponible tanto para iOS como para Android. Se incorporarán 30 escuelas al “Programa de Banderas”, a través del cual se pretende generar entre los estudiantes de diversos grados escolares, sobre la calidad del aire, los efectos sobre su salud, y las acciones que pueden realizar para protegerla. “Se contemplaron modificaciones a la plataforma web y aplicaciones para implementar la nueva ley ambiental mexicana”, detalló.

Faltan colaboradores

Redspira todavía está buscando habitantes en el Valle de Mexicali que deseen hospedar un sensor, consistente en dispositivo hexagonal pequeño, con cinco pulgadas de largo y una de grosor, que no consume más energía que la de un cargador para celular, explicó. Los únicos requisitos es que los voluntarios cuenten con cerco perimetral, energía eléctrica y Wifi; el sensor se instalará sin costo en un lugar que no sea visible desde la vía pública y se encuentre al menos a dos metros del nivel del suelo; los interesados pueden comunicarse a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o a la página en Facebook/redspira.

Leer el artículo original